Desde 2010 tenemos un dispositivo de ondas de choque y la terapia de ondas de presión para proporcionar un tratamiento aún mejor y más amplio.

El tratamiento mediante ondas de choque (TOCH) y las ondas de presión (RPWT – Tratamiento con ondas de presión radial) son dos formas de energía acústica. La energía, la presión – y la forma de onda que las dos técnicas proporcionan son físicamente muy diferentes. Esto significa que las formas de onda tienen diferentes efectos en el cuerpo dependiendo del tejido a tratar.

La investigación muestra que el efecto de las ondas de choque es muy eficaz. El resultado es que el tejido mejora y se  cura significativemente más rápido que lo que normalmente se conoce en la investigación médica.

La historia de TOCH.

Desde 1960, las ondas de choque se han utilizado para fragmentar las formacion de calcificaciones en los tejidos corporales. Desde 1980 se utiliza para tratar los cálculos renales con éxito. La investigación clínica ha desarrollado desde entonces otras opciones de tratamiento con TOCH. Hoy en día la técnica tiene un gran éxito en una amplia gama de tratamientos. Ademas la nueva investigación clínica ampliará las opciones de tratamiento con TOCH.

¿Cuál es la diferencia entre las ondas de choque y de presión?

Las ondas de choque (TOCH):

Pueden centrarse en unas profundidades específicas y una intensidad específica en el tejido.
Se puede llegar a la profundidad de 8,5 cm.
Tienen una influencia local.
Afectan a los vasos sanguíneos, aumentando el flujo sanguíneo.
Aumentan el metabolismo en la zona tratada.
Pueden afectar a las células madre.
Puede disolver las calcificaciones en el músculos, bursas, articulaciones, etc.
Puede detener la inflamación de los tejidos en la cápsula de la articulación y la articulación, etc.
Las ondas de presión (RPWT):

Tienen forma de onda acustica radial que se extiende hasta una profundidad de hasta 3,5 cm.
Tienen una influencia local
Pueden redistribuir los líquidos en el tejido tratado.
Aumentan la eliminación de los productos de desecho del metabolismo celular.
Proporcionan un masaje eficaz de las células musculares y aumenta el flujo sanguíneo.
El curso del tratamiento:

Como siempre es necesario un examen a fondo para obtener un resultado exitoso.

Después de haber realizado el examen, si esta indicado, se procede a administrar la terapia.
Las ondas de choque se aplican en diferentes profundidades y con diferentes cantidades de energía y la intensidad (mJ / mm) necesarias para alcanzar el resultado deseado. Las ondas de presión se utilizan mayorente como un complemento al tratamiento con ondas de choque y para el tratamiento muscular.

El tratamiento en sí se percibe de manera diferente, pero por lo general no hay efectos secundarios. En la mayoria de los casos, después del primer tratamiento sentira una mejora significativa tanto en función de movimiento como en la disminución del dolor.

Se aconseja beber mas agua de lo habitual ya que de esta manera los productos de desecho son expulsados mas rapido. Aparte un aumento de la ingesta de líquidos ayuda a equilibrar las condiciones naturales del cuerpo.

El tratamiento no tiene efectos secundarios comprobados.

Estos son algunos ejemplos de trastornos que se pueden tratar con las ondas de choque a la presión:

La osteoartritis
La gota
El deterioro de la articulación.
La inflamación muscular.
El dolor
La adhesión de tejidos en la piel (cicatrizes).
Nudos musculares y los puntos gatillo.
Deterioro de la circulación sanguínea en las piernas.
Tendosis y tendinitis.
Epicondilitis (codo de tenista, codo de golf, el brazo de ratón).
Inflamaciones de los tendones de la rodilla.
Fascitis plantar y inflamaciones del tendon de aquiles.
Espolones del talón.
El neuroma Morton.
CPPS (síndrome de dolor crónico de la pelvis).
Celulitis.
Los efectos beneficiosos del tratamiento con ondas de choque y ondas de presión:

Mejora el cartílago de las articulaciones, mejora la cicatrización de la herida.

Si su problema no se encuentra entre los diagnósticos que figuranen el listado, pongase en contacto con nosotros para obtener más información.